Carta de amor para mi amante

Para ti, mi amante:

Creo que hay  relaciones que son importantes gritar al mundo, que a veces la felicidad se basa en que la gente lo sepa y el mundo los arrope. En cambio, hay otras relaciones que nada tienen que ver con eso, sobre todo con el amor que no es viejo, sino nuevo y puro, pero que le cuesta llegar a donde debe. En esas ocasiones, la nocturnidad, los secretos y la intimidad son la mejor manera de regar ese amor que une a dos personas. Y tú y yo, sin lugar a dudas, somos de ese tipo de personas, de las que preferimos la oscuridad a la luz, de las que preferimos estar juntos sin tener que decírselo a nadie que gritarlo a los cuatro vientos. Por eso no nos cogemos de la mano, no nos besamos en la calle, no somos realmente así, somos amantes.

Ser amantes es lo más bonito del mundo, ya que significa que nos amamos, que nos queremos, que hay una relación entre los dos que nada tiene de malo, ya que se basa en el amor. Me  encanta saber que estamos juntos, que nada en el mundo nos va a separar. Aunque nuestro cariño sea un poco débil ahora, ya que no ha pasado el tiempo suficiente, pero cuando pasen los días, poco a poco llegaremos a ser una pareja consolidada.

Aun así, no creo que dejemos de ser amantes, de ser dos personas que se aman con el corazón, podremos llamarnos de muchas maneras, pero jamás dejaremos de ser quienes somos. Una vez que nos comprendamos del todo, llegaremos a ese punto en el que ya la nocturnidad no será solo nuestro campo, sino también el día, pero para eso, tenemos que pasar tiempo, más tiempo juntos. Sin lugar a dudas.