Feliz lunes amor

 

Feliz lunes amor mío. Un nuevo día a tu lado, una nueva semana que encaramos juntos, de la mano como siempre, como hermanos, como aliados, como amigos y lo más importante, como hermanos. El comienzo de la semana siempre tiene que ser bueno porque hay que empezar con buen pie, en todos los sentidos y aspectos de la vida.

La confianza que Dios ha puesto en ti también me la brinda, para ser capaz de soportar tu amor, tan intenso, tan real y tan verdadero. Porque amarte es darte una sonrisa, disfrutar de tus caricias, de tus besos y de decir esas palabras tan precisas, tan perfectas, tan bellas. Amarte es fácil, para qué mentir. Me resultas fácil de amar y sencillo de querer. Lo que se me hace más difícil en esta vida es decirte adiós, sea la circunstancia que sea.

Desayunar contigo, almorzar a tu lado, tomarnos un café, unas tostadas y mirar al infinito de un nuevo día… Nada me hace más feliz. Cuando nos vamos a dormir lo hago de una forma alegre, porque sé que me despertaré teniéndote, bien sea al lado o bien sea en el corazón.

Una semana nueva, unos besos nuevos y unas aventuras que a día de hoy, ni siquiera nos imaginamos. Lo que si me imagino es un viaje contigo, recorrer la costa italiana a tu lado, tomar café en la toscana a media tarde y tomar una pizza por la noche en una casa rural perdida en mitad de la montaña. Siento una felicidad indescriptible cuando me imagino situaciones así aunque sepa que muchas no son posibles, por lo menos ahora.

Quería mandarte este texto para que supieses que de verdad estoy por ti, que lo daría todo por ti y que no todas las personas son capaces de entregarse así. Espero que Dios te siga bendiciendo cada día y que todos tus objetivos de esta semana se cumplan, y si no, yo te guiaré y te ayudaré a cumplirlos, que para eso somos dos. Te quiero mucho, feliz lunes amor, que disfrutes de la semana de principio a fin.