Gracias por llegar a mi vida

gracias-por-llegar-a-mi-vida

Solo quería decirte, amor mío, que gracias por llegar a mi vida.  Gracias por darle a mi vida un sentido, un rumbo, un destino, pero sobre todo, gracias por darle alegría infinita que hace que sea la persona más feliz del mundo. Me permites estar en tu vida, me permites regalarte y recibir miradas de puro amor, de pasión, de romanticismo y sonrisas a toda hora. Quiero que sepas que te quiero mucho, pero mucho y de verdad, de corazón.

No te pido que estés conmigo para siempre porque nadie conoce el futuro, pero sí te pido que esto dure mucho, y que dure lo que dure, sea lindo, perfecto y real. Sé que esto será así porque los dos estamos comprometidos y hechos el uno para el otro, lo siento y creo que tú también lo sientes así.

Es que me siento muy feliz de poder escribirte esto, porque te necesito, porque me gusta expresar mis sentimientos aunque sea una mínima parte de lo que verdaderamente siento por ti, que es mucho. Cada vez que me miras mi corazón palpita, suspira con todo tu nombre y siento que te necesito a mi lado casi a toda hora, amor.

Gracias por llegar a mi vida, aguantarme a mí y a todas mis manías, por los hermosos momentos que has entregado a mi vida y a mi corazón, por ser la principal causa de mis días brillantes y de que mi vida tome un nuevo color. Gracias por ser el amor de mi vida, por ser la mejor compañera que podría tener, por ser la mejor mujer del mundo y por estar conmigo. Al estar a tu lado, nada me falta, tan sólo el aire.

Por darme ese amor infinito, esa felicidad intensa, esa calidez y esa forma de ser tan valiosa y real. Porque tenerte lejos me llena de tristeza y tenerte cerca aleja la tristeza. Ni la distancia puede con nosotros, la verdad. El complemento que faltaba en mi corazón eres tú. Gracias, por llegar a mi vida, amor mío. Te quiero y nunca olvides lo tanto que te amo.