Mientras pienso en ti…

241

Mi ángel:

Hoy quisiera poder dedicarte algunas de las palabras más dulces que nadie te susurró al oído, por que desde que has llegado a mi vida me has dado la oportunidad de descubrir que nada ni nadie será capaz nunca de interponerse entre nosotros, por que nuestro corazones estaban predestinados a estar juntos.

Jamás nadie se atreverá a retar al destino, ya que antes tendría que retarme a mi, un hombre enamorado que sería capaz de realizar las más grandes locuras que nadie ha hecho por amor.

Te quiero con todo mi corazón, y me gustaría poder sorprenderte con estas tiernas palabras románticas.