No temas porque yo estoy contigo

no_temas_estoy_contigo.jpg

 

No temas porque yo siempre estoy contigo, no te desmayes porque yo soy tu Dios, el que te da esfuerzo, el que te da fuerza, el que te da ánimos, el que te ayude, el que te sostiene, el que te motiva, el que te hace volar, el que te hace sentir, el que te hace sentir amor sin casi pretenderlo, el que te hace rezar cuando estas mal y encontrar consuelo en mis palabras. Soy aquel que intenta ayudarte todos los días aunque ni lo quieras, porque me sale del alma, porque te quiero, porque te amo.

No temas nunca que te pueda pasar nada mientras estés conmigo, porque siempre estarás bajo el lecho de mi protección. No quiero más que hacerte feliz, hacerte sonreír, dártelo todo de mi a cambio de nada. Porque créeme cuando te digo que tu sola presencia me da alas, me da vida, me basta.

Una sonrisa tuya basta para calmarme, para motivarme o para hacerme ver las estrellas de pura felicidad. Eso no lo puede decir cualquiera, eso no puede admitirlo cualquier pareja o cualquier persona que esté enamorada de otra porque a veces no es algo correspondido e incluso a veces, no suele ser un amor tan fuerte, tan real y sincero como el nuestro.

Tu amor para mi lo supone todo, y tanto es así que hoy me ha salido del alma escribirte estos versos, estas palabras tan sinceras como reales. Para que sepas que mientras estés conmigo, jamás has de sentir miedo o nada parecido. Porque sola presencia puede protegerte de todas las adversidades de la vida. Bien sea con un momento de abrazos poderosos, bien sea con un par de sonrisas o lágrimas cuando más lo necesitas. El futuro es nuestro y no tiene porque pintar negro por una sola razón. Porque estamos juntos, porque nos tenemos el uno al otro y porque nos amamos, algo que no todo el mundo es capaz de afirmar.

Te quiero muchísimo y no me gustaría que olvidases la idea principal del texto, no temas, porque estoy contigo. Siempre y para siempre tuyo, te amo.