Qué te mejores, amor

que-te-mejores-amorPara mi único y verdadero amor:

¡Qué dura es la distancia! Ahora mismo me encantaría estar contigo y poder decirte cuánto te echo de menos y lo que me gustaría poder abrazarte y besarte, pero, sobre todo, cuidarte. Ha sido una verdadera lástima que te pusieras enfermo justo ahora, aunque sé que eres una persona fuerte y que superarás el bache con mucho amor propio y con superación. Aunque también sé que, cuando uno se encuentra mal, lo que necesita es tener a las personas que quiere a su lado, tenerlas de verdad. Así que yo comienzo con esta carta, pero que sepas que seguiré con llamadas y con todo lo que necesites.

Odio la distancia que nos ha separado en dos, ¿cuándo podremos acortarla? Puede ser que todavía quede un tiempo, pero nuestro amor es fuerte y seguro que podemos superarlo todo. Tú ahora no debes pensar en eso, solo en restablecerte y ponerte bien, pues no hay nada mejor que saber que pronto estarás perfectamente y podremos volver a nuestra  rutina de llamadas, mensajes y pequeños viajes para vernos.

Lo que que quiero que entiendas  con esta carta no es otra cosa que qué sepas que siempre estaré allí, aunque no sea en persona, será en espíritu y que si necesitas apoyo o hablar con alguien, yo siempre estoy al otro lado del teléfono, de la línea. Sé que no es lo mismo, pero ahora no puedo ofrecerte más. Espero que sea suficiente para que sientas que, aún en la distancia, nuestro amor es fuerte y duradero, ya que no hay nada que me guste más que tú ni nada en el mundo  más importante que tú. Ahora, también, por supuesto, tu salud, algo que siempre debes tener presente, pero ahora mucho más. Te quiero, y siempre pienso en ti.