Querido amigo

querido-amigoMi muy querido amigo:

Somos amigos desde hace mucho tiempo, tanto que ya casi ni me acuerdo de lo años que llevamos contándonos confidencias, creyendo el uno en el otro. Riendo, llorando, cantando, viendo el mundo pasar y entendiendo cómo debemos ser para ser felices. El tiempo a tu lado es irrepetible y lo pasamos tan bien y tan unidos y que creo que no hay una amistad tan maravillosa como la nuestra. Y sé que, como me conoces bien, te preguntarás: ¿a qué viene esta carta? Pues que hoy me dado cuenta de lo agradecida que estoy por tenerte a mi lado, por estar siempre ahí y por buscarme cuando estoy bien y cuando estoy mal. Y no sé, lo he pensado y no lo sé, si te lo digo lo suficiente, y he llegado a la conclusión de que no. De que seguro que no pasa nada si lo lees y lo asumes o lo sientes. Ya que nosotros somos especiales porque estamos juntos, pero también por que somos geniales.

Así que esta carta es para ti, para que sepas que eres un pilar muy importante en mi vida. Tanto que nunca te daré la espalda, que siempre estaré ahí, como has estado tú en cada momento de mi vida, yo también lo estaré. No importa lo bien o lo mal que te vayan las cosas, ya que, quiero que sepas, que nunca en la vida te sentirás solo, ya que estoy yo y estamos el resto de amigos. Pero, en lo que concierne a nosotros, sabes que puedes contar conmigo. Que que puedes llamarme, amigo, que debes buscarme y saber que estoy ahí para ti.

Ahora y siempre, no te olvides de confiar en mí y en ti, pues todo el mundo sabe que somos  inseparables del todo.