Quiero amarte

quiero-amartePara ti, que fuiste tanto para mí:

No sé como empezar esta carta. El amor es algo que nos hace grandes y pequeños al mismo tiempo. No hace invulnerables y nos hace inseguros sin pensar. Y eso es lo que me ha pasado contigo. Durante un tiempo hemos sido tan felices, tanto que no creí mi suerte, pero llegaste tú y lo tuviste que fastidiar en un momento. Es curioso como tardas años en construir una vida, para que en segundos se destroce con palabras, pues solo fueron eso tus dardos, palabras. Dijiste: “Creo que ya no te quiero” y con eso se acabó el cuento de hadas, la fantasía, la alegría y todo lo que habíamos hecho para ser felices. Lo destruiste con seis palabras. ¿Tan fácil era de romper?

Ha pasado el tiempo y creo que, al fin, he podido superarlo nuestro, pero mi corazón sigue amándote un poco y, si es verdad que quieres volver conmigo, vas a tener que hacer más que decir seis palabras que lo arreglen, vas a tener que hacer algo que sea espectacular para que yo pueda volver a confiar en ti. Pues ha sido duro vivir sin ti, ha sido complicado que mi vida se haya recompuesto, pero siempre le daré una segunda oportunidad al amor, pues si hay que dárselo a alguien es a él, que tanto ha hecho por mí.

Así que, quiero intentarlo, quiero volver a amarte, pero te lo advierto: no será por otra vez, no será otra más. Si me fallas, si todo vuelve a la locura de antes, me iré sin mirar atrás, pues ya he sufrido suficiente  como para tener que hacerlo más. Espero que lo sepas. Mi  mundo ya no solo eres tú, también soy yo y me valoro todo lo que puedo. Te quiero, no lo olvides.