Quiero que vuelvas

quiero-que-vuelvas

 

Sincera y llanamente, eso es lo que quiero. Que vengas de nuevo, quiero que vuelvas a mi. Me cansa y no sabes cuánto el hecho de tener que estar siempre pendientes de la distancia, de darse un abrazo de bienvenida que se sabe que va a ser efímero, pues tan pronto como has venido te vuelves a ir. Me cansan las despedidas, el ir al aeropuerto y tener que decirte adiós, que te vaya bien para tragar saliva, girarme en cuanto puedo y esconder como sea las lágrimas que recorren mi interior y que brotan por mis ojos.

Te veo partir y se me revuelve el alma, porque no soporto ya tener que decirte adiós, por muy hasta luego que sea. Supongo que esto es el amor, la amistad. Eres una amiga importante en mi vida, eres mi gran amiga. La amistad es un vínculo muy fuerte que se construye con el tiempo y a base de confianza y de experiencias. Creo que todo ello vale la pena cuando se consigue una amistad como la nuestra.

Siempre estás ahí, eres un pilar más que importante en mi vida y me alaga formar parte de tu vida, formar parte de aquello que tú llamas “familia”. Déjame decirte que tú para mi también eres familia. Es así, no puedo evitarlo. Porque has estado en muchos momentos vitales de mi vida y no todo el mundo puede decir lo mismo. Gracias, de corazón, por estar siempre ahí dándolo todo, por aportar tanto brillo, tanta luz y tanta alegría a mi vida.

También estás cuando estoy triste,  y eso es lo que más admiro porque la gente demuestra si es un amigo o no en cuanto empiezan las rachas malas. Tú no me dejas de lado, tú estás ahí e incluso te vienes arriba y estás más fuerte. Eso no puedo dejar de valorarlo cada instante que paso a tu lado y nada más, quería que supieses que quiero que vuelvas, quiero que lo hagas ya porque la distancia me está matando. Un abrazo amiga, que nos veamos más pronto que tarde, un beso.