Soy feliz a tu lado

Sí, te puedo decir alto y bien claro, que sí, soy feliz a tu lado. Porque es difícil no serlo, porque me parece que es hasta imposible no ser feliz al lado de alguien que alegra tanto a los demás con sus palabras, con sus gestos, con sus bonita forma de ser. Me cuesta mucho a veces abrir mi corazón y decirle cosas bonitas a gente a la que le tengo aprecio, pero… ya llega un punto en el que tengo que decirlo. Me encanta compartir el tiempo contigo, ser amado, sentirme protegido por ti y sobre todo, reír a tu lado.

Me encanta disfrutar de esos besos que sólo tú me proporcionas, de esos abrazos que sólo tú me das con tu mirada. No sé, me haces feliz y punto y quería dejarlo puesto en papel porque los sentimientos van y vienen pero lo escrito, siempre quedará bajo la tinta de las palabras.

Y es que me encanta poder escribir estas palabras ya sin timidez ninguna. Cuando voy por la calle, atada a tus brazos, siento ese calor que aunque estemos a veinte bajo cero, me siento cálida. Eso no es capaz de hacerlo cualquiera, o al menos no conmigo.

Siempre he sido una persona fría que no ha creído ni en el amor, ni en el romanticismo. Pero contigo algo ha cambiado… no te sabría decir el qué o en qué preciso momento cambió todo, pero lo hizo. Es una gran satisfacción saber que te tengo junto a mí, pase lo que pase y de forma voluntaria. Eso de no ser correspondido es otro de mis grandes miedos de toda la vida pero bueno… gracias a Dios este no es el caso.

Y es que sigo gritando a todo trapo que soy muy feliz a tu lado. Me encanta cocinar platos pensando en ti, pasear bajo la fría lluvia anclada a tus brazos, despertarme por lo incómodo de tus ronquidos, ver tu cara placentera y pensar… bah, simplemente está soñando. En fin, me gusta todo lo que haces y cómo lo haces, no puedo evitarlo.

Espero que sigamos juntos de por siempre, porque me hace muy feliz estar contigo, estar a tu lado y no me gustaría nada cambiar esa sensación y pasar a no tenerte cerca. Te amo, te quiero, siempre estaré  a tu lado.