Te adoro mi vida

te-adoro-mi-vida

 

Por favor, no me digas que no me quieres porque me volveré aún más loca por ti.

Es tu sonrisa, son tus labios, son tus ojos, y es todo tu ser. Te adoro, mi vida, necesitaba que supieras que eres todo para mí porque nadie me ha hecho sentir lo que tú me haces sentir cada día, cada mañana, cada noche, con cada beso y con cada abrazo.

Vuelve a mí, vuelve a mis brazos y dame el amor que mi alma requiere, que mi corazón te pide a gritos y que mi boca ansía. Eres quizás, la casualidad más bonita que haya llegado nunca antes a mi vida. De hecho, mi parte favorita del día es estar contigo, incluso cuando estamos distanciados, me haces reír. Cuando tú me abrazas, mi mundo está completo, y es por ello y por todo lo demás que había pensado que era necesario escribirte unas palabras de amor.

Te adoro mi vida, nunca me cansaré de decirlo. Antes sólo malgastaba mis jóvenes lágrimas, pero desde que te conocí… ya no es me es fácil llorar, porque siempre estoy feliz. Amarte a ti es fácil, es sencillo, de hecho mi vida ahora mismo es perfecta.

No pido estar en tus sueños, pido estar en tu realidad, en tu mundo, frente a ti, rozando tu boca, tocando tus labios, oyendo tu voz, tocando tu pelo. Te extraño cuando te vas aunque sea por unas solas horas y es algo bonito de decir aunque sea públicamente. Espero que te gusten estas palabras de amor.

Me enamoré de ti desde el primer día y supe llevar encima que tendríamos momentos complicados, que te iba a extrañar en algunas de  tus escapadas o viajes y que cuando te veo partir, se me rompe el corazón rezando para que regreses, pero siempre lo haces y me dices que me amas.

Porque sinceramente, eres la luz de mi vida, el ángel de mis sueños, el demonio de mi pasión, mi anhelo, la garantía de que todos mis recuerdos sean fantásticos y eres mi vida y mucho más. Te adoro mi vida.