Te amaré por siempre

 

Te amaré por siempre y para siempre. Así dice la foto, así dice mi alma, así te escribo yo, para que no olvides que si te digo esto es porque de verdad lo siento. No me gusta ni un pelo ninguna de esas situaciones incómodas en la que te das cuenta, de que alguien te dice lo mucho que te quiere y luego te deja. Así no soy yo, si yo digo que amo a alguien es porque amo a alguien, ¿entiendes? Por eso te digo que yo te amaré, por siempre.

No todo el mundo puede prometer el oro y el moro y cumplirlo. Yo desearía estar aquí toda mi vida para poder darte lo mejor de cada casa. Para poder enseñarte lo que es la vida bajo mis ojos, para poder ofrecerte mis consejos, mi amor, mis caricias y sobre todo, mi protección. Porque me gusta saber que confías en mi, que te fías de mi y lo más importante, que requieres de mi presencia. Yo te necesito, te lo digo y sin miedo alguno, te necesito tanto como necesito el aire de cada día, de cada mañana.

Eres mi sol, mi luz, mi luna, mi oscuridad, mis momentos alegres, mis momentos de bajón, mis momentos incandescentes, mis momentos top. Lo eres todo, y eso no es algo que se pueda decir a cualquiera, la verdad. Hoy me he sentado frente al ordenador y me he dicho…¿por qué no? Por qué no decirle a la persona que más quiero de esta tierra, lo mucho que la quiero y lo tan importante que es mi vida.

Más que importante diría que eres necesaria, vital. Mis latidos del corazón van a tu ritmo, la verdad, porque dependen de tu estado de ánimo, de tu patata. Quería agradecerte también el que siempre des todo por nuestra relación y que no te cueste nada sacrificarte por nosotros. Es muy difícil encontrar hoy en día a alguien así, que ofrezca su corazón a cambio de nada, y me siento muy orgulloso de poder estar contigo. Te amaré por siempre, me gustaría que recordases esta frase. Te amo.