Te extraño mucho

te_extraño_mucho.jpg

 

Básicamente quiero gritarte a los cuatro vientos que no te imaginas lo mucho que me importas. Te extraño mucho, es que no puedo dejar de pensar en ti, en tu perfume, en tu mirada, en tu forma de andar, de caminar de ser consciente de que estábamos juntos y que nos queríamos. Pero ahora mismo las cosas no pueden seguir siendo de esa forma y estamos en lugares diferentes, distanciados.

Me gusta pensar que podemos mejorar esto, que podemos cambiar la situación por completo y dejar de lado esta separación casi forzada. Porque te extraño mucho amor, porque no puedo evitar que se me empañen los  ojos de tristeza, de melancolía y de miles de recuerdos tan buenos pasados a tu lado. Porque todos y cada uno de ellos han servido para crear a una persona nueva. Soy alguien muy diferente a como era, ahora me siento mejor, más seguro, más vital y todo es gracias a ti. Quería agradecértelo y no sabía cómo, así que redactar unas líneas que salen directas de mi alma, de mi corazón y del amor que he profesado y profeso por ti, creo que es una buena idea. Al fin y al cabo creo que algo así es mejor que cualquier regalo material. No eres nada consciente de lo mucho que te extraño, de todo lo que te echo de menos y de lo importante que son estas palabras. Más que importantes diría que sinceras, pues casi estoy llorando al recordar nuestros momentos, nuestras historias y al escribir cada una de las letras de este texto que te quiero dedicar.

Debo de agradecerte que al menos leas esto, pero también quiero que sepas que me hiciste muy feliz y que eso en la vida de una persona es lo más apreciado del mundo. Pues compartir momentos con alguien, con un amor correspondido, riendo, soñando, bailando y queriéndose mucho… creo que no hay nada mejor. Simplemente es así, el amor lo es todo y por eso ahora que no te tengo siento un vacío… como si fuese el vacío abismal. Me siento en el fondo del mar desprotegido, yéndome a la oscuridad más profunda e inhóspita. Te extraño, amor.