Te quiero mucho, amor

Esta carta de amor es solo para ti:

Hay una cosa que te quiero decir, pero no sé como reaccionaras tras todo lo que ha pasado entre nosotros. El amor es algo curioso, que nos llena, que nos mantiene vivos, que nos hace saber que tenemos una media mitad por algún sitio y que nos quiere tanto como nosotros a ella, solo que nos sentimos raros así. Una vez que llega, te confunde, te hace débil y te dispara directo al corazón. Aunque no siempre así, ya que también está lo nuestro.

Nuestro amor ha sido algo extraño, una rara avis que nos ha llegado con cariño, con templanza y con tranquilidad. Yo sabía que no siempre podría durar algo así, sin duda, aunque ha sido tan fantástico durante tanto tiempo que bajé la guardia y los problemas nos llegaron de frente, sin avisar y con mucho miedo. Ya que, ¿nosotros ahora nos peleábamos? Eso  no pasaba nunca, eso  era mentira, aunque pasó y llegó. Algo que jamás creí que pasaría, pasó.

Nuestro amor pasó a un segundo plano, a uno horrible en el que nadie sabía que hacer, ni tú ni yo, nos superó y no separamos. Pero el tiempo ha pasado, la vida sigue adelante y te echo de menos, quiero saber de ti, quiero que sepas que el amor es mutuo, que siempre nos querremos pase lo que pase. Es algo que sabemos completamente cierto es que nadie en el mundo que nos haga más felices que eso. Y, sin embargo, aquí estamos, separados. Así que quiero decirte que te quiero, que siempre te querré. Y que yo lo quiero intentar de nuevo, ¿tú no? Vuelve conmigo, seamos felices y olvidemos el pasado. Somos más maduros, más capaces y mejores. Solo hay que volverlo a intentar. Te lo prometo.