Tuya es mi felicidad

149

Un simple vistazo a nuestro alrededor es más que suficiente para darnos cuenta de que existen muchas personas sin las que su presencia la vida nunca sería igual.

Es por ese motivo que cuando alguien haga algo por ti, algo tan simple como hacerte sonreír, debes de darle las gracias, devolverle ese pequeño trozo de candidez que te ha entregado, para que la energía positiva siga su camino ofreciendo esperanza a todo el mundo.

Me gustaría darte las gracias por haber estado siempre a mi lado, ofreciéndome una sonrisa repleta de sinceridad.

Tuya es y será siempre, mi más sincera felicidad.