Una carta de amor prohibida

155

A lo largo de la historia han existido amores como este que compartimos, que han sido prohibidos, censurados, y han acabado con la vida de las personas que tanto se amaban y tan solo pretendían entregarse el corazón sin hacer daño a nadie.

Nosotros somos como Romeo y Julieta, yo sé que te amo y que quiero estar a tu lado para toda la vida, sin embargo, las condiciones se me antojan cada día mas complicadas y difíciles, por que me duele no poder verte con normalidad. Me duele no poder dormir a tu lado cada noche. Me duele no poder tomarte de la mano en un paseo por el parque. Me duele no poder acompañarte a casa cada día, por que sé que si lo hiciera iba a convertirme en un problema para ti.

Sin embargo, los verdaderos amantes que se aman con toda la fuerza de su corazón, jamás se rinden ni se dejan vencer por la adversidad, por eso quiero prometerte que no olvidaré jamás tu nombre, y que no me separaré de ti, aunque me obliguen y me arrastren por el suelo para apartarme de ti.

Amor, quiero pedirte que seas tan fuerte como lo soy yo, por que sé que tú también me amas con toda tu alma, y por eso no podemos dejar de sentir este sentimiento que cada día consigue hacerme despertar con una sonrisa en los labios.

La paciencia es nuestra mejor aliada, por eso tan solo tenemos que dejar que el tiempo actúe para que finalmente podamos vivir este amor con toda la normalidad e intensidad que los dos nos merecemos.

¿Serás capaz de esperar, ser paciente y no perder la fe en el futuro?, por que prometo que estaremos juntos para siempre, seremos felices y nada ni nadie conseguirá separarnos, por que antes tendría que atravesar mi corazón con un puñal.

Te amo.