Yo solo quiero darte un beso

yo-solo-quiero-darte-un-beso

 

Amarte es complicado, amarte también lo es, pero pensar en ti, en tu cuerpo, en tus labios y en esa manera de contornearte… es pecado. Porque te miro de una forma que debería de estar prohibido. Porque te quiero tocar de una forma que, seguro, es delito. Porque al fin y al cabo, yo solo quiero darte un beso.

 

Eres tan esencial, tan guapa, tan bella, tan ideal, tan perfecta de los pies a la cabeza… que de sólo imaginarme el tenerte en tus brazos es…Vamos, que no puedo ni escribirlo porque seguro que lo censurarían. Te quiero mucho y no es sólo por el físico, es por todo. Te amo y quiero que  lo sepas desde la primera línea de este texto hasta la última. Y es que yo solo quiero darte un beso y hacerte feliz, darte otro y hacerme feliz, acabar dándolo todo porque el amor es lo único que cuenta en esta vida.

De nada me sirve el estrés del trabajo, el dinero y todo lo que el mundo laboral o el dinero pueda darme si no es para compartirlo. Porque la felicidad es compartida y es, sin duda, junto a ti. Me pones a mil con tan sólo hablarme, así que imagínate a cuánto se me pone el corazón cuando te acercas tímidamente y poco a poco vas sacando a esa fiera, a esa leona, a esa pantera que tienes dentro.

Gracias por dejarme redactar esto y leerlo. Porque nunca antes se me había ocurrido mandar una dedicatoria de amor tan picante y morbosa como esta, pero a la vez tan especial. Porque todo lo que digo sale de dentro, de mi corazón. Y nunca antes una chica había conquistado mi alma con tanta facilidad como lo has hecho tú. Y es que te quiero tanto que no me imagino un mundo sin estar a tu lado, sin dormir a tu vera y sin cogerte la mano.

Yo solo quiero besarte, pero también compartir tus momentos, tus historias y todos los recuerdos pues es lo que al final de nuestras vidas, cuenta. Te quiero, un beso.