A mi dulce caballero

370

 Te quiero más que a mi alma porque llegas
cabalgando a la grupa de un caballo de juguete
Tu barba y tus fuertes brazos me recuerdan
a los de un valiente y viejo caballero,
con el que recorrería por completo,
cada día y cada noche: el mundo entero.
Quiero ser tu dama, la que te acompañe siempre
para que pueda acurrucarme cada noche a tu lado,
y poder escuchar tus historias, de loco enamorado.
Sigilosa seré al coger tu mano,
sigilosa seré al esperarte cada noche,
regaré los geranios para ti, seré tu confidente,
que sin palabras, te leerá lo profundo de la mente.
Un amor como este merece ser escrita en mil historias,
no puedo más que pensar en ti, a cada hora.
Tu amada, la que jamás te olvidará,
ni nunca, ni ayer, ni ahora.