Al final del camino

458

Hoy mi alma palabras de sangre quiere compartir,

por que un sentimiento equivocado, tuve que sentir.

Una mujer de una belleza única me hizo despertar,

para darme cuenta de que por una vez en la vida,

tenía que probar, me tenía que equivocar.

Continuaré luchando por aquello que es mío,

que no he olvidado, que forma parte de mi olivo.

Tenías lo más grande de mi: mi corazón,

te lo llevaste tan lejos, para perder mi razón,

que ahora cada noche me deshago en lágrimas,

me puede este dolor,

se clava como más de mi afilados cuchillos en mi corazón.

veo como el camino se estrecha y ya no estás a mi lado,

recuerdo el tierno sabor de los besos que me has dado,

y como al irte de mi lado para siempre, tú me has traicionado.