Buen día, amor

¡Muy buenos días, amor mío!

¿Has visto que linda mañana amanece? Hoy es un día fantástico para celebrar el amor que nos tenemos, la vida tan bonita que estamos compartiendo y la maravillosa coincidencia de habernos encontrado y de haber llegado a conocernos. Hay días tan lindos como hoy en los que solo quiero gritar a los cuatro vientos lo muy feliz que soy contigo dentro de mi familia. Ya que, en una mañana tan soleada y preciosa como la que acontece, decidimos comenzar una vida juntos y ser felices hasta el final de nuestros días.

Es por eso que no quiero dejar pasar esta bella oportunidad que me brinda la vida para hacerte saber todo lo que te quiero, lo feliz que soy a tu lado y que nunca en la vida había conocido a alguien como tú, a alguien me quisiera tan bien y con todo ese calor tan fantástico. Que mi alegría dependa de ti es algo que me daba miedo, pero ahora me doy cuenta que si tú guardas mi corazón, todo irá a mejor, pues eres la persona que más ha cuidado nunca de todo lo que me pasa.

Por eso quiero que hoy seamos más felices que nunca. Sí, no es ningún día especial, lo sé, no es nuestro aniversario, no es el día de los enamorados, no es,  para nada, un día para recordar. Solo una  mañana feliz en la que podemos estar juntos y celebrarlo. Así que despierta con una sonrisa y nunca olvides que te quiero mucho y que algo como lo que tú y yo tenemos, solo pasa una vez en la vida, así que hay que disfrutarlo con todos los poros de nuestra piel.

¡Despierta y sé feliz! ¡Despierta y vivamos nuestra estupenda vida! No te arrepentirás nunca, te lo prometo.