Carta de amor para la mujer de mi vida

amor1

Querida mía:

Cuando un corazón siente algo verdadero, no se puede expresar esa belleza a través de algo tan simple como las palabras, y es que cada día que paso a tu lado me doy cuenta de que aunque quisiera, no podría explicar todo lo que significas para mi, ni todo lo que me haces sentir. Esa es precisamente la magia única del amor, que nos convierte, nos hace darnos cuenta de lo maravillosa que es la vida, y la suerte que tenemos por poder compartirla con alguien que nos hace sentir únicos, eternos, y afortunados.

Son cosas tan sencillas como tenerte a mi lado, como disfrutar del sonido de tu risa, o cogerte de la mano mientras damos un paseo lo que consigue que me sienta de esta manera, con la fortuna sonriendo de mi lado, por que jamás había sentido este tipo de conexión, esta magia, que no cambiaría por ninguna otra cosa.

A tu lado quiero explorar todo el mundo, quiero vivir día a día con la seguridad de que nunca habrá nada ni nadie que nos pueda cambiar, y es que cuando Cupido te puso en mi vida y afiló bien la punta de su flecha, sabía que lo nuestro iba a ser eterno, como si se tratara de los planes del destino que nada ni nadie son capaces de cambiar.

La vida se me hace corta cuando se trata de compartirla con alguien como tú, por ese motivo lo único que anhelo es poder estar el resto de la eternidad a tu lado, hasta que llegue mi último suspiro, por que sé que de esta manera estaré viviendo una vida única repleta de felicidad que conseguirá que me sienta pleno.

Nunca dejaré de amarte, por que eres mi alma gemela, esa persona que llevo esperando durante tanto tiempo, y que con tan solo estar a mi lado sabe hacerme sonreir.

Contigo he aprendido que lo sencillo y simple es bonito, y reluce como si fuera oro bañado por los rayos del sol.

Quiero hacerte feliz y verte sonreír, por que eso es lo que más amor me hace sentir.

Te amo.