Colgando en tus manos

 

2

Estoy colgando en tus manos. Si te preguntas a veces cuánto te amo, no te extrañes si te digo que cada día más y más. Eres el sol en mi cielo, el río que corre a través de mi alma, y ​​hasta el aire que respiro. Antes de conocerte, yo no creía que fuese posible amar a alguien tan profunda y completamente, pero me he dado fe cuenta de que el verdadero amor existe realmente, porque lo comparto contigo.
Ya estabas en mi mente cuando me desperté esta mañana. Eso es porque de verdad, pendo de ti. Es curioso cómo yo simplemente no puedo dejar de pensar en ti. Hace unos años, meses ni siquiera sabia que existías, y ahora simplemente eres la persona más importante en mi vida.

Por lo tanto, sólo quería decir te amo, y no puedo esperar a verte de nuevo.
Nunca supe cómo podría ser la vida alegre, hasta que vi esa linda cara que tu tienes.
Mi corazón salta como un colibrí en vuelo cada vez que te veo.
Esto es algo que nunca he sentido antes, y es algo que a la vez, me inspira.
Cuando pienso en ti y en nuestras ricas conversaciones, siento una calidez interior que nunca antes he sentido.
No puedo ocultar mis sonrisas, incluso cuando estamos separados.
Esta conexión es especial, increíble, y me atrevo a decir que es fruto del gran destino.
Muchos se han preguntado qué pasó para que cambiase tanto mi estilo de vida, mi ánimo y mi forma de ser.
Les digo que, sin dudar, la razón de mi cambio positivo, eres tú.

A veces siento que mi corazón va a estallar con toda la añoranza y la emoción que siento cuando pienso en ti.
Estoy deseando que llegue la próxima cita, amor mío. Espero que entiendas que cuando te mando esta carta de amor y te digo que estoy colgando en tus manos es porque es cierto. Mi amor por ti va más allá, te amo.
Que cada día sea mejor que el anterior, si eso es aún posible. Un besazo, amor mío.