Como tú

s

 

Como tú es el título de esta carta de amor que sólo te puedo mandar a ti. Me encantaría ser como tú, me encantaría tener toda esa vitalidad que desprendes, me gustaría no perderme ni un solo instante de tus sonrisas, de tus momentos de tu todo.

Me encantaría pasar noches en Nueva York, días en Florencia tomando un café en el Ponte Vecchio  y atardeceres en Café del Mar mientras el sol se apaga y nosotros nos encendemos, en noches de pasión, en noches de juerga y diversión. No hay nadie que sea así en este mundo, te lo puedo asegurar. Por muchas personas que hayan, por muchas bellezas que veamos en las redes sociales, en la calle y en muchos sitios. No hay nadie como tú.

Me encanta pasar días enteros pensando en ti, ¿sabes? Antes pensaba que eso era de estar obsesionado y que había cosas más importantes como el trabajo, el dinero… Pero eso era simplemente incultura o estupidez. Pura ignorancia diría en verdad, porque al final lo más importante es amar y sentirse amado. Lo he descubierto ahora y ojalá pudiese darte mucho más amor o al menos expresarlo, porque te puedo asegurar que mi corazón está rebosante de amor y de pasión por el tuyo. Ser como tú es mi objetivo para que te sientas tan bien como me siento yo contigo a mi lado.

Un café a tu lado es un tesoro, un momento de silencio a tu vera lo es todo. Me encantas, me has conquistado y nadie más podrá ser albergado en mi corazón en la vida, porque todo entero te pertenece a ti. La familia se ha ampliado y no hay nada que me haga más feliz que saber que tú eres la protagonista nueva de mi historia, sobre la que circula y pasa todo lo que una vida entera puede darte.

Sé que hago miles de errores, sé que he cometido miles de injusticias y que a veces no he dado la cara. Pero quiero que sepas que cuando me perdonas, mi mundo vuelve a brillar y mi arrepentimiento coge fuerza. Quiero que sepas que me encantas como eres y que espero que no cambies nunca. Un beso tan fuerte como tú.