Contemplando la lluvia

336

Esta noche, desde mi ventana, contemplo la lluvia y es cuando logro comprender,

esa manera en que mi corazón, en que mis ojos, no pueden dejarte de ver.

Llegaste a mi vida como un remolino que por completo me hizo enloquecer,

te di todo lo que me pediste, lo mejor de todo mi ser,

pero como si de una mañana de primera se tratara, tu fuiste, y ahora tan solo veo llover.

En mi memoria hay más de mil corazones que eternamente estarán agradecidos,

por que un amor como este, tan grande, jamás podría haber sido.

Siento como hay una amenaza que planea sobre mi destino,

Es tu fantasma, que aparece a cada metro de mi recorrido.

Tu nombre, la forma de tus labios, aquí no hay lugar para el olvido,

me tienes completamente, y desde el dolor, puramente enloquecido.