Dime que si

descarga

No te pido nada más, tan sólo eso. No creo que sea algo muy difícil sabiendo por todos y cada uno de los momentos que hemos pasado juntos. Te pido que me digas que si. Por favor, hazlo, dime que si y hazme la persona más feliz de este planeta. La felicidad se encuentra en el interior de mi corazón con tan sólo imaginar que mi vida continúe a tu lado, ¿sabes? Me haces muy feliz, me haces sentir ternura y pasión al mismo tiempo, algo que nunca nadie antes ha conseguido hacerme vivir. Por favor, dime que si y no me hagas esperar más.

Me levanto cada mañana con un pálpito de que lo nuestro merece la pena, de que lo nuestro es verdadero y de que no es una relación de quita y pon como esas que se llevan ahora. Lo nuestro es amor de verdad, de ese que se puede hasta palpar, que se siente en el ambiente, que se roza con los dedos. Mi alma se siente llena, flota y se muere por ti. Mi mente, siempre fría y calculadora ahora se ha derretido por el fuego ardiente que desprendes. Mi corazón… ya lo sabes. Mi corazón tan sólo te pertenece a ti y por ello necesito seguir compartiendo todo contigo. Eres esa persona que me llena al cien por cien y de la cual no me puedo separar ni por dos segundos.

Mi corazón ahora mismo late a la velocidad del viento, porque no puedo evitar estar de los nervios al esperar tu respuesta. Espero que esta carta te de una razón más de peso para seguir creyendo en mi, para seguir compartiendo tu vida, tus pasos, tu cariño y todo tu amor conmigo, porque nada me hace más feliz que eso. Una vez leí que “la felicidad sólo es real cuando es compartida” y de verdad que creo que sí. Si me dices que si, a seguir juntos, a continuar de la mano en el camino, a seguir dándonos tanto amor como pasión, a escucharnos, a susurrarnos, a tocarnos y a besarnos… nada podrá detenernos. Al fin y al cabo tan sólo te pido eso, dime que sí.