El amor que merezco

142

Después de tantos desengaños y tantas malas experiencias con el amor, quiero escribir una carta sincera dedicada a esa persona que está destinada a ser el amor de mi vida, por que como buen romántico creo en los deseos del destino, y por ese motivo nunca me arrepiento de ninguno de mis actos.

A ti, que te llevo esperando tantos años, quiero decirte que no puedo esperar a conocerte, mi estómago se llena de mariposas y de nervios con tan solo pensar que podrías aparecer mañana mismo, por que pese a que la impaciencia me domine tengo miedo de volver a sufrir por amor.

Tú, no sé donde aparecerás, pero estoy seguro de que con ta solo una mirada te podré reconocer, y que en ese mismo instante te darás cuenta de que soy esa persona especial que tú también has estado buscando, por que la mujer que compartirá la vida conmigo también debe creer en el amor eterno de la misma manera en la que creo yo.

El amor que me merezco no conocerá de mentiras, puesto que esta es el peor enemigo del amor, y sabrá aceptar cada uno de mis defectos y valorar todas y cada una de mis virtudes.

Sé que juntos alcanzaremos la felicidad que tanto nos mereces, por que todos los hombres merecen ser amados de verdad, ya que de otra manera un gran vacío se abre en nuestro interior y no somos capaces de llenarlo con nada.

Me gustas ya sin conocerte, por que no puedo evitar pensar en la felicidad y en todos los buenos momentos que compartiremos, tan llenos de risas, felicidad, y complicidad.

Dejaré que nuestra primera cita sea tan romántica y especial que jamás puedas olvidarla, y es que será el momento más bonito de nuestra vida.

Te esperaré el tiempo que haga falta.