El día de los enamorados

128

Hoy me siento pletórico, más feliz de lo habitual, ¿por qué?, la respuesta es sencilla, pues se acerca una fecha que es única para mi y que representa uno de los valores más importantes de toda mi vida: el amor, una de esas fuerzas repletas de magia que consigue hacer de cada día una nueva pequeña aventura.

Además, puedo afirmar sin miedo que en el apartado romántico he tenido más suerte que nadie, pues tengo a mi lado a una de las personas más especiales del mundo, la mujer ideal, la compañera a la que sería capaz de esperar por más de mil años.

Un amor como este es una bendición ¡ y bien que lo creo!, pues cada vez que estoy junto a ella, siento que mi corazón quiere escapar del pecho para darme todo lo que tiene que ofrecer un amor tan intenso como el que siento.

Falta poco para que llegue nuestro día, la fecha en la que celebramos lo a gusto que estamos el uno al lado del otro, y todo lo que tenemos que compartir durante el resto de nuestra vida. Algo tan pequeño, y que sin embargo poco a poco se ha ido convirtiendo en lo más importante.

Para mi ella es más que mi propia vida, pues sé que en algunos momentos en los que he flaqueado su amor y su fuerza son las que han conseguido que no me desviara del camino a seguir.

Gracias por todo lo que nos ha dado el destino al conocernos, por que contigo sé que me convertiré en una de las personas más felices que existen.

A tu lado cada día se convierte en algo nuevo y especial que me hace volver a sentir como si fuera un niño, lleno de energía y de ganas de mejorar.

Te amo.