Ella vive en mi

3838084579_370329b1f6

Ella vive en mí, eso es lo que creo, lo que pienso y de lo que estoy cien por cien seguro. Cuando por las noches me acuesto en mi cama siempre pienso… ¿Es verdad lo que mi mente me dice, lo que mi corazón me susurra y lo que mi cuerpo siente? Me pregunto si es verdad todo este sentimiento de amor, todo este sentir la felicidad más absoluta, más real y más divina. Digo esta frase “ella vive en mi” porque así lo siento. Porque cada día que me levanto ella está ahí, delante de mi aunque no esté cerca, aunque esté a 100 kilómetros.

Esto que escribo, estos versos, estas líneas… son para ti. Me haces realmente feliz, me haces sentir completo, auto realizado, la persona más feliz del universo. Cuando miro a las estrellas lo único que hago es sentir una felicidad que invade todo mi cuerpo y que me hace tener ganas incluso de llorar, pero de felicidad, de orgullo, de amor. Vives en mí y yo vivo por ti. Espero poder hacerte feliz y no hacerte derramar ni una sola lágrima porque no te mereces nada malo, te lo digo de corazón.

Eres encantadora hasta cuando no estás cerca, y por eso no me cansaré nunca de decir y de pensar lo mismo, que ella vive en mí. Sí, el amor entre dos personas es lo más bonito del mundo y lo que siento por ti es amor, puro amor. Por eso, porque cada vez que me despierto, cada vez que me acuesto, cada vez que pienso, que reflexiono, que miro al horizonte o que escucho música… pienso en ti.

Vives en mí, dentro de mi mente, en mi corazón y no puedo evitar sentirme acomplejado a veces por saber que es un amor tan grande que me da miedo que se pierda. Me da miedo no estar cerca de ti o que el amor se esfume porque entonces no sabré cómo superarlo. Pero sí, de momento estamos bien y espero que eso no cambie nunca, porque vives en mi corazón y te quiero con verdadera pasión.