En tus manos

Manos-amor-consultorio_MDSIMA20141020_0143_9

 

Estoy en tus manos, casi literalmente en tus manos. Porque confío en ti, porque todo lo que necesito es respirar el mismo aire que tú respiras. Todo lo que necesito es seguir teniendo este pensamiento, esta mente, este sentimiento por ti. Porque todo lo que quiero hacer es darte todo, absolutamente todo lo que esté en mis manos. Todo lo que necesito es aire, el mismo que tu tienes a tu alrededor. Porque estar a tu lado es tener energía, es sentir optimismo, belleza y buenas sensaciones desde el minuto uno. Eres la mejor persona que he conocido nunca antes en toda mi vida y contigo… todo es perfecto.

Sólo necesito compartir tiempo contigo, sólo necesito estar a tu lado, colgando en tus manos, estando en tu mente, en tu corazón, en tu vida y sobre todo, en tu día a día. Cuando me dices cosas bonitas siento que vuelo, me siento flotar, porque mi corazón palpita a mucha velocidad pero con esa seguridad de que lo que me dices es real. Son sentimientos verdaderos, de amor absoluto, de pasión y de disfrutar de esta vida como tiene que ser.

Siento una gratitud de lo más absoluta cuando me pongo a pensar en todo lo que hemos conseguido, en todo lo que hemos logrado crear. Una pareja estable, una relación verdadera, sin mentiras, sin palabras rudas, sin nada malo. Porque incluso cuando nos pasa algo tan sólo tenemos que comentarlo y el amor hace el resto del trabajo, nos hace sentir únicos, queridos y amados el uno por el otro. Y es que como te digo, no necesito nada más en la vida. Me gusta esta, mi vida actual, el estar pendiente de ti, el amarte, el sentirme amado, el tenerte en mi corazón y el estar en el tuyo. El hablarte, el tocarte, el besarte. Hacerte reír me fascina pero lo que mas me apasiona sin duda es estar en tus manos. Te quiero tanto que estas palabras son simples palabras que no lograrían nunca alcanzar la sensación verdadera que siento cuando te veo, pero espero que al menos me ayuden a intentar expresarlo. Un beso grande.