Esperando al verdadero amor

121

Aunque en la sociedad de hoy en día vivimos en esa época en la que parece que todo es fugaz, los tiempos corren y así lo hacen los corazones de las personas, que cada vez piensan de manera más volátil, dejando sin importancia todas aquellas cosas que hacen de la vida lo que es.

Hoy me gustaría poder escribir para toda la sociedad, por que quiero romper una lanza a favor del verdadero amor, de ese que te hace sentir la persona más afortunada del mundo cuando llega, y consigue que incluso te olvides de todo lo que te rodea.

Por que sé que existe, entre la multitud de la gente, esa persona que me hará soñar, me hará sonreír, y me hará creer que seremos capaces de vivir eternamente, por que lo único que necesito para comprender que la vida vale la pena es pensar en que ella llegará, tarde o temprano, y me hará ser la persona más feliz sobre la faz de la tierra.

No me importa ser paciente, aunque en ocasiones me llegue a desesperar, por que en el momento en el que pueda coger su mano con la mía comprenderé que todo este tiempo de espera ha valido la pena.

El verdadero amor es el motor que sigue moviendo a las personas, por mucho que lo intenten evitar, por que este sentimiento hace que nuestro corazón palpite cada día con más fuerza e ilusión.

Si todavía no has sentido toda la fuerza de este sentimiento verdadero, no temas, no desesperes, por que tu momento llegará y no podrás hacer nada para evitarlo: te enamorarás para siempre, pues tu destino esta escrito más allá de las estrellas.

Tan solo necesitamos aprender a vivir los días de nuestra vida con paciencia, aprendiendo de cada pequeña experiencia.