Felicitaciones por casamiento

Os deseo de corazón, que el amor que hoy colma de dicha el interior de vuestros corazones, os acompañe por y para siempre. Porque quiero que en un día tan feliz como este, se dé el comienzo de un camino que recorreréis tomados de las manos, unidos siempre por un amor verdadero y real.

Felicidades, feliz día de bodas, un día lleno de felicidad, alegría y de recuerdos que perdurarán por siempre. Espero que Dios os llene de bendiciones en esta etapa tan nueva para vosotros, tan especial. Deseo, de corazón y de verdad que disfrutéis de esta nueva vida juntos y que seáis tan felices como habéis sido antes de casaros. Porque eso de que después de la boda se destruye todo… son leyendas urbanas y envidias cochinas. Muy feliz día del matrimonio, ahora sólo queda festejar por todo lo alto un día tan especial y espectacular como es este.

Espero de verdad que estos primeros pasos que vais a dar a partir de ahora, que os conduzcan a una vida entera de felicidad y armonía. Porque no merecéis menos que un amor así de verdadero, así de real.

Siempre había pensado lo contrario, pero ahora sé que es verdad gracias a vosotros. Sé que amar a una persona es querer estar absolutamente toda una vida a su lado, durante el resto de la vida vaya. Sé que vosotros queréis eso del uno y del otro y que hacéis una pareja estupenda. Por eso no puedo más que desearos lo mejor del matrimonio, lo mejor que un acto tan simbólico como este puede daros. Empezáis una nueva etapa, llena de dicha y desdichas, de alegrías y de tristezas pero sobre todo, una nueva etapa que vosotros habéis elegido porque estáis cómodos y porque sobre todo, os queréis.

No hay nada más importante en el día de una boda que un amor verdadero y correspondido, sin intereses ajenos o externos. Tengo claro que vosotros sentís de verdad este día y que vuestra vida estará llena de éxitos. Os mando un fuerte abrazo familia, feliz día de casamiento, un gran beso.