Feliz cumpleaños, hermano

Hoy es un día genial y tengo algo que contarte hermano:

Antes de que yo naciera, tú estabas solo y me has contado muchas veces que te sentías solo sin nadie en casa con quién jugar, sin nadie en quién confiar realmente. Querías un hermanito, con mucha fuerza, pero te llegó una hermanita y no lo viste tan claro. Al principio sé que estabas cabreado, ya que conmigo, que era un bebé, no  podías jugar, no podías hacer cosas de chicos y yo solo lloraba y no te daba juego. Nos llevamos muchos años yeso al principio puede chocar y puede hacer que no nos  llevemos tan bien como deberíamos, sin duda.

Con el paso de los años, todo ha ido cambiando, nos hemos conocido, hemos visto que los años, entre hermanos, no es nada y que la confianza que da el criarse juntos no la da nada. Ahora tenemos mucha confianza y nos llevamos genial, aunque a veces peleemos y nos digamos algunas cosas feas, también nos lo pasamos bien y sabemos perdonar, que es muy importante entre dos personas que se quieren tanto como tú y yo.

¡Y hoy es tu cumpleaños! Me encanta poder celebrar contigo cosas, hacer planes y sorprender a todos con lo bien que nos lo pasamos juntos. Así que quiero decirte una cosa: ¡feliz cumpleaños! Espero que te lo pases muy bien con todo lo que hemos planeado. Va a ser un día genial, de esos para poder recordar y juntos, como hermanos que se quieren mucho y que se olvidan de las peleas y de las tonterías. Y que solo quieren pasar un buen rato y que todo, en cada momento sea distinto y divertido para cada uno. Sé feliz y piensa en la suerte que tenemos de formar parte de esta familia tan unida y tan maravillosa.