Fragmentos de mi alma

172

Más que un canto de amor estas palabras son como un aullido,

un gran lamento, una grieta, que tiembla por lo que hemos sido.

Te he querido con toda mi alma, con todo el calor de mi corazón,

ahora que hemos terminado, ¿donde estás?, he perdido la razón.

El amor es una fuerza terrible, que nos enamora y nos puede dañar,

que tonto fui al dejarme, por tus manos, mi alma robar,

ya que ahora vacío, triste y sin vida, mi camino he de continuar.

Espero que mis heridas pueda muy pronto volver a sanar,

por que ahora mismo no tengo fuerzas, ni para caminar.

Eres tan bella y dulce como lo eres de peligrosa,

por eso te entregué de inmediato mi alma,

sin preocuparme por cualquier otra cosa.

Te recordaré como la más amada y misteriosa,

la mujer a la que más he querido,

y la que sin dudas: más me ha dolido.