La vida eres tú

157

Querida madre:

La vida eres tú, todo se resume a poder tenerte cerca y saber que a tu lado jamás me faltará de nada y siempre tendré a un lugar a donde acudir, por que aunque te decepcione tú me vuelves a tomar entre tus brazos como si fuera el niño que fui hace tanto tiempo.

Entre nosotros existe algo muy especial que espero que jamás desaparezca, por que eres la persona más importante de mi vida: esa a la que debo todo lo que soy, todo lo que he sido y todo lo que seré.

Gracias por darme la vida sin pedir nada más a cambio, eres maravillosa.