Lágrimas de sangre

164

Saladas lágrimas de sangre son las que lloro cada noche por ti,
por que te entregué mi corazón, y a cambio nada conseguí.
¿No te sientes culpable, de acabar con lo que una vez fui?,
¿No escuchas cada noche, mi alma gritar por ti?.
Tu nombre a fuego has grabado en mi pobre alma,
esa que te dio todo lo que pedías, sin pensar
por que como tonto enamorado mi alma te quise entregar.
Me lancé a la pasión contigo, de tu piel me dejé arrastrar,
No había pasado. No había futuro, solo tus labios besar.
Esta herida llevaré por siempre conmigo, en lo más profundo,
día tras día, hasta que mi alma tenga que abandonar este mundo.
He aprendido la lección y no voy a volver a entregar mi corazón,
no a aquella persona que me demuestre que existe una razón.