Las palabras más dulces

148

Una mujer como tú tan solo ocurre una vez en la vida

¡que alegría!, perderme entre tu pelo cada noche, cada día,

sin pensar en las horas, en todo lo que está por venir,

por que me tienes loco, hasta que nos vamos a dormir,

y allí cada noche, entre tus brazos vuelvo a vivir,

por que lo que tú me das, nadie me lo hace sentir.

Quiero dedicarte las palabras más dulces, a cada momento,

por que tu corazón, tus palabras, enciende este sentimiento,

que me dice que lo que siento será más que eterno,

durará más allá del otoño, del verano, del invierno.

Solo quiero compartir mi vida contigo,

descansar cada larga noche a tu abrigo,

por que soy tu amante y soy tu amigo,

y estaré todo el resto de mi vida a tu disposición,

para entregarte eternamente mi alma y mi corazón.