Más que una amiga: una hermana

20

Hoy quiero dedicar estas bonitas palabras de amistad a una de esas personas que por más que pase el tiempo, siempre se mantienen a mi lado, y me ayudan a comprender, que la vida es mucho más sencilla y agradable cuando puedes contar con amistades verdaderas, que siempre estarán ahí para ofrecerte lo mejor de ellas.

Ha pasado mucho tiempo desde que nos conocimos, y a dá de hoy, no tengo ni la más mínima duda de que eres la persona que más ha marcado mi vida, siempre a mi lado, dispuesta a ayudarme en la toma de mis decisiones, convirtiéndose en un hombro en el que llorar, dándome consejos, y atreviéndose a decirme a la cara que estaba equivocada.

Ese tipo de cosas son las que de verdad marcan la diferencia, por que, tal y como dice el dicho, la persona que te quiere de verdad, te hará llorar. No importa todo lo que haya pasado entre nosotras, por que para mi tú eres una referencia, un modelo a imitar, y un ejemplo de futuro, con el que me gustaría poder contar el resto de los días de mi vida.

Una amiga es precisamente eso, alguien que se atreve a dar el último paso, a llegar hasta donde nadie se atreve, tan solo con la finalidad de ayudarte, de lelvarte de la mano, y encontrar, juntas la luz en la oscuridad.

Más que una simple amistad, siento que tú formas parte de mi propia familia, como una hermana más, y a quien quiero poder tener a mi lado el resto de los días de mi vida, por que me siento segura cuando tú estás a mi lado, y puedo enviarte una mirada de complicidad que sé que no podría intercambiar con ninguna otra persona.

Te quiero con todo mi corazón.