Me quedo contigo

me quedo contigo

Mi querido amor,

No es fácil a veces tomar decisiones que nos van a cambiar la vida, desde luego que no. Yo he estado durante un tiempo pensando en qué debería hacer, ya no solo en el amor, sino también conmigo, con mi vida, con todo lo que me rodea. Que, sin duda, también eres tú. Seguro que has estado nervioso para saber qué estaba pasando por mi cabeza y ahora, con estas palabras, te lo quiero decir. No hay que darle más vueltas a lo ocurrido, pues yo me quedo contigo, siempre y en todo momento. Siempre contigo, amor.

Sí, esa ha sido la conclusión a todo lo que había pensado y dilucidado. Mi vida sin ti es triste, anodina, olvidada en un tiempo y en un espacio en el que no se puede ser feliz. Y es por eso, y por otras cosas más, que he decidido que tu amor es mucho más importante que nada en la vida. Me da rabia saber que tu siempre lo supiste, pero que has estado esperando, callado a que yo me diera cuenta de lo que tú ya sabías. Sin embargo, tus tiempos y los míos no son los mismos, son mucho más pausados y menos inteligentes.

Gracias por tu paciencia, por tu amor y por la vida que me has dado hasta este momento. Y perdona mi falta de decisión y el mensaje tan distorsionado que te he dado durante estos días. En cambio, gracias a este tiempo que me has prestado y me has dado, yo ahora puedo estar segura al cien por cien y sin un atisbo de duda de todo lo que te quiero y de que me quiero estar contigo siempre. ¿No es maravilloso? Pues ahora solo nos queda ser felices de una vez por todas.

Respóndeme con un beso, amor.