Mil maneras diferentes para decirte que te amo

107

Una mujer como tú es como un regalo para los ojos de cualquiera, y es que tu belleza sería capaz de eclipsar la de los mismos ángeles, quienes te custodian durante tus horas de sueño, por que eres una de sus sagradas creaciones, y durante la noche vives entre sus brazos.

Esta carta de amor está dedicada a ti, por que desde que te conocí he aprendido a vivir cada segundo de una manera diferente, aprovechando todo lo que tengo entre mis manos, exprimiendo cada momento, para guardarlo en mi cabeza como si se tratara de un recuerdo que llevaré junto a mi corazón durante el resto de la eternidad.

Sé que estoy enamorado de ti por que cuando te veo, hay mil mariposas revoloteando en el interior de mi estómago, y tan solo la idea de saber que podré cogerte de la mano, darte un beso, o perderme entre el dulce aroma de tu pelo, es algo que me dibuja una gran sonrisa en la cara, y que me empuja hacia adelante, hacia un futuro en el que la felicidad está asegurada, ya que podré compartir cada día de mi vida contigo.

Sé que las simples palabras se quedan cortas para describir la magnitud de mis sentimientos, pero sin embargo, quiero agasajarte, quiero adorarte, y quiero buscar más de mil maneras diferentes para decirte que te quiero, por que nunca habrá otra mujer en mi vida a la que pueda querer como te quiero a ti, de esta manera salvaje y casi infantil, que me ha cambiado la vida por completo.

Eres una de esas personas especiales que siempre están ahí para ofrecerte un consejo sincero, una manera diferente de abordar un problema, así como alguien en quien se puede confiar con los ojos cerrados. Déjame estar a tu lado el resto de tu vida, por que eres mi alma gemela, y no quiero apartarme de ti ni un segundo.

Te quiero.