Momentos para no olvidar

129

A lo largo de la experiencia de la vida, hay momentos clave, recuerdos que siempre se mantendrán en nuestra cabeza, ya que son estos precisamente los que nos ayudan a comprender lo que somos, así como donde está nuestro lugar como seres humanos.

Hoy quisiera dedicar todas estas palabras a un buen amigo,a una de esas personas que están siempre a nuestro lado sin importar lo que suceda, la descripción personificada de lo que es un amigo de verdad.

En los peores momentos de mi vida tú has estado ahí para demostrarme que no hay que perder la fe, que hay que mantener la ilusión, por que siempre hay un resquicio de esperanza para seguir luchando por nuestro sueños, por que tarde o temprano lo conseguiremos.

Era tan solo un niño cuando aprendí una importante lección: el amor es algo que no ha de regalarse a la ligera, es algo que hay que trabajar y entregar a personas que lo merezcan, pues de otra manera podrían dañar nuestro corazón, dejando cicatrices que nunca se borrarán con el paso del tiempo.

Me gustaría darte las gracias por todo lo que has hecho por mi, grandes momentos que recuerdo como si fueran ayer, y que son auténticos tesoros, pues no dudo en acudir a ellos en los momentos más oscuros, en los cuales consiguen que dibuje una sonrisa en mi rostro.

Son muchos los años que te has mantenido a mi lado, sin condiciones, por eso quiero devolverte el favor y entregarte una amistad eterna, un pensamiento de amistad que te acompañe allá a donde vayas, por que nadie más que tú lo merece, y me siento muy orgulloso de poder entregartelo para hacerte feliz y verte sonreír.

Nunca cambies, pues eres una de esas personas auténticas que hacen del mundo un lugar mejor.

Te quiero.