No juegues con fuego

no juegues con fuego

No juegues con fuego o como bien dice el dicho… te acabarás quemando. Nuestra relación se ha basado siempre en unos aspectos que considero infranqueables. Lealtad, respeto, amor y pasión. Este último , gracias a Dios nunca ha faltado, pero para mi es el menos importante. El amor se debe a los otros tres,  y es que desde hace un tiempo atrás he visto que el respeto empieza a decaer…y no me gusta. Sólo espero que la lealtad, el más importante, el pilar sobre el que se sostiene nuestro amor, sea rígido y totalmente firme para ti. Porque si no hay lealtad y respeto… no hay nada.

No lo hagas, de verdad te lo digo. Por lo menos por todo lo que hemos vivido, que creo que ha sido suficientemente bueno como para ahora acabar de esta forma. Creo que cada uno de los momentos buenos que tuvimos fueron tan buenos como estar en el paraíso y que por ellos nos debemos un respeto. Me parece genial que las cosas cambien y que el amor se vaya, pero por favor, no me maltrates, no me insultes, no hagas de esta relación algo tan malo como son las relaciones tóxicas. Porque no me lo merezco, porque no me gusta estar pendiente de si la persona a la que tanto he amado… está diciendo cosas a mis espaldas o está simplemente maldiciéndome. No pensaba decirte tantas cosas pero ya ves… es ponerme a redactar y no puedo parar.

No juegues con fuego amor porque me entero de todo, de lo bueno y de lo malo. Si la lealtad se destruye, el amor conmigo ya ha desaparecido, ya no querré nada más contigo porque no te lo merecerás. No te merecerás seguir compartiendo el amor con una persona tan fiel y atenta como yo. Y es que no me gusta decirme piropos a mi mismo pero has de saber que siempre lo he dado todo por ti. Hasta en los momentos más bajos. En fin, te dedico estas palabras simplemente para decirte, con todo el amor de mi corazón… que por favor, no juegues con fuego.