Palabras que duelen

249

Cada vez que de sus labios veo salir una palabra de amor,

me preparo, sé que en el futuro recordarlas me harán sentir dolor.

¡Mi destino!, es lo más terrible que ningún humano puede imaginar,

la pérdida de algo precioso, y que a mi corazón hace siempre sangrar.

Esta historia me hizo feliz como si fuera un niño, al comenzar,

me devolvió a mi infancia más terrible, a los llantos por la noche, al terminar.

Paso las horas solo, mi sombra es la mejor compañía para superar este dolor,

que me arranca cada latido, me hace sangrar por cada palabra de amor.

Me sentaré esta noche y te recordaré en silencio, pondré tu canción preferida,

la escucharé durante horas y coseré, punto a punto, mi sangrante herida.

Recuerdos que me dolerán como si no hubiera un mañana: así veré mi vida,

sin canciones, sin ritmo, sin sol, por que he perdido mi mayor alegría.