Palabras que no olvidaré

222

Hoy es uno de esos días tan especiales, de los que en mi memoria quedarán para siempre grabados a fuego, y es que creo que ahora es la mejor época de mi vida, en la que tengo todo lo que necesito para poder lucir una sonrisa en la boca todos los días.

Desde que te conocí me he dado cuenta de que has cambiado mi vida por completo: me has mostrado que la felicidad es un estado mental que tan solo se alcanza luchando y persiguiendo sin miedo nuestros sueños, por muy inalcanzables que estos puedan llegar a parecer.

El amor es la medicina que necesito para vivir todos y cada uno de mis días con una sonrisa de felicidad dibujada en mi cara, por eso quiero tenderte mi mano y agradecerte que aparecieras casi por casualidad, para darme lo mejor de ti y hacerme saber que el amor que compartimos será tan eterno como el fuego de los infiernos.

Hemos atravesado muchos problemas juntos, pero el amor que nos une es tan fuerte que será capaz de vencer hasta el propio olvido.

Las palabras se perderán en el espacio y en el tiempo, algún día serán olvidadas, pero sin embargo, el sentimiento que tenemos en nuestro pecho permanecerán más allá de cualquier medida.

No sé como expresar todo lo que supones para mi, tan solo quiero pasar el resto de mi vida contigo, por que a tu lado sé que la vida será un camino de rosas maravilloso que recorreré con la misma ilusión que un niño.

Tan pronto como leas estas palabras puedo imaginar la luz que irradiará tu rostro: como una paloma mensajera que lleva buenas noticias alrededor de todo el mundo.

Gracias por darme todo tu amor sin condiciones, y sin pedirme nada más a cambio.

Te amo.