Pequeñas casualidades

168

Lo que nos da energía y convierte cada día de nuestra vida en una nueva aventura son esas pequeñas casualidades, esos momentos especiales que a veces no somos ni conscientes de ello, pero que se encargan de aportarnos felicidad: y es que el beso de tu amante, una puesta de sol, disfrutar del chocolate, o simplemente de un momento de paz escuchando el trino de los pájaros son regalos preciosos que la naturaleza nos brinda a través de los sentidos.

Disfruta de cada día de tu vida como si fuera el último por que el pasado nunca volverá y el presente está en tus manos.