Porque yo creo en ti

porque-yo-creo-en-tiAunque tú no lo creas, yo siempre creeré en ti.

Desde hace un tiempo, sé que no te encuentras bien, que algo te ronda la cabeza que hace que estés separado de mí  y de nuestra relación. ¿Qué es? ¿Qué te pasa? Sabes que puedes contar conmigo, siempre puedes contar conmigo. Y, por si tienes alguna duda, aquí estoy,  esa es la carta en la que te abro mi corazón para que sepas que yo también he pasado malos momentos, pero gracias a tu compañía, a tu apoyo y a la fuerza de voluntad de sabernos juntos y enamorados, yo  he podido salir.

Yo creo en ti, creo en nuestra relación  y creo en lo que podemos hacer. ¿Qué te pasa que tú no lo haces? Ya que, de hacerlo, me habrías contado tus problemas y ahora, en vez de escribir te esta carta en la que me sincero, podríamos estar buscando una solución, una buena que te hiciera superar lo que te pasa, sonreír y dejar de ser esa sombra de lo que fuiste que me hace pensar que cada vez confías menos en mí y te cierras más a ti.  Piénsalo, no es bueno ni sano.

Así que te lo repito, aquí estoy, porque siempre estaré para ti, siempre creeré en ti, mi puerta siempre estará abierta. Nunca dejaré de esperar por ti en cada momento de mi vida, solo tienes que coger fuerzas y saber que nadie en el mundo te quiere tanto como yo ni te entiende como yo.  El amor es así, ya lo sabes, ciego y absurdo, pero concienzudo. No te olvides de eso, no te olvides de nosotros, no te olvides de que el mundo entero no conspira contra ti, pues aquí estoy yo para hacer de escudo. Y lo sabes, nuestra relación es así.