Precisamente ahora

precisamente-ahoraPara ti, que sabes  quién eres y cómo te has portado:

Me parece increíble que, precisamente en estos momentos presentes, quieras arreglar lo que hubo entre tú y yo. Es algo que me parece horrible por tu parte, ya que el amor no es un juego donde solo tú puedas salir satisfecho de lo ocurrido, sino que es algo de dos, donde los sentimientos y lo que sufre  la otra persona es para el otro  más importante que su propia vida. Algo que tú no has entendido nunca, en la vida y no comprendo cómo es posible que quieras ahora retomar algo tan  precioso y tan  puro  que tu te dedicaste a romper con tus propias manos poco a poco y con tesón. Es increíble y es suficiente para mí.

Hace unos meses éramos felices, mucho más felices que el resto, quería entender yo. Mi felicidad se reflejaba en mi forma de ver la vida, de actuar y de sentir. La más pura y absoluta alegría se plasmó en mí gracias a ti. Pero un día decidiste que eso no era suficiente para ti y te fuiste a buscar en  otras lo que yo podía darte. Me dejaste tirada, y yo sin saberlo, lo superé pensando que era una fase, hasta que la realidad se hizo patente: solo estabas jugando conmigo y con nuestra relación. Algo que, por cierto, no te perdonaré jamás, espero que lo sepas.

Así que si ahora decides volver a mi lado, quiero que te quede algo claro: no te quiero, no puedo perdonarte y mi corazón no me lo permitiría, pues  dijo hasta aquí  y hasta aquí hemos llegado, te lo juro. No vuelvas, no te quiero y no te necesito. Olvida que una vez estuvimos juntos y que yo te quise. El pasado quedó en el pasado.