Prometo

prometoA mi grupo de amigos, hoy vengo a prometeros una serie de cosas:

¡Cuánto hemos pasado! ¿Eh, amigos? Hemos pasado penas, alegrías, locuras y llantos. Casi cualquier situación, buena o mala, ya la hemos vivido nosotros y nos hemos apoyado en casi cualquier cosa. Pero en los últimos tiempos algo ha pasado, no sé qué es, la verdad, algo nos ha disipado y creo que sé lo que es. A veces, nuestras parejas no separan por pasar tiempo con ellas, y creo que en esta ocasión está pasando. Es normal, cuando nuestro tiempo tiene que dividirse entre amigos, novios y familia que ya no tengamos tanto tiempo como antes. Y si a eso le añadimos estudios y trabajo es imposible volver a verse con la misma frecuencia que antes. Pero una cosa os digo, mis más queridos amigos, que eso no será siempre así, que en algún día todo nos llevaremos bien y seremos un grupo incluso más grande, mientras tanto, hay que aguantar.

Entre tanto, os prometo varias cosas: lo primero, que siempre seremos amigos, pase lo que pase y en cualquier circunstancia. Además, que cuando nos llamemos, iremos corriendo a ver qué ocurre y dar nuestros mejores consejos, y sino los tenemos, pues intentaremos poner nuestro hombro y ver qué pasa. Solo intentar estar ahí cuando lo que pase es malo y festejar cuando sea bueno. Somos amigos desde hace mucho tiempo, desde hace tanto que cualquier tontería no puede separarnos. Así que si mis promesas no son suficientes, que lo sean nuestros años de amistad, nuestra confianza y todo lo que hemos pasado, pero también todo lo que está por pasar, que es tanto. Nuestra amistad es algo único y maravilloso, nuestra relación no puede cambiar por nuevas personas, que hay que abrazar y unir a nuestro grupo, para ser muchos más y mejores.