Quiero llorar

quiero-llorarEsta es mi última carta para ti.

Después de todo lo que hemos pasado, después de todo el tiempo que hemos perdido el uno en el otro, creo que nuestra relación se merece unas últimas palabras. Unos últimos y bellos momentos donde poder descansar antes de que le demos el toque final. Nadie te ha querido, te quiere o te querrá como yo lo he hecho hasta este mismo momento, el momento de mi vida en que te digo adiós a ti y a nosotros. Es muy triste, aunque no quieras vero, ya que te conozco y sé como va a reaccionar: pasando de todo, odiándome sin saber la razón o el origen del odio, solo llevándote la impresión de que yo no luché lo suficiente o de que tú fuiste demasiado bueno. Pues deja que te aclare algo: eso es mentira. Ni tu has sido el mejor novio del mundo ni yo la más mala. Lo que pasa, pasa por alguna razón y que yo tenga un nudo en la garganta es por que hubo amor y lo sabes.  Aunque ahora no quieras verlo, con los años, cuando pueda comparar, te darás cuenta de que te di mi vida, mi amor, mi corazón, todo lo que tenía y que solo lo hice por ti. ¿Cómo me lo has pagado? Dejando que nuestra relación se rompiera y no nos dijéramos adiós como personas civilizadas, sino como dos locos chillando.

Adiós, mi amor. Te quise tanto que no sé cómo poder empezara de nuevo sin ti. Adiós, la que creía que creía que sería mi alma gemela. Adiós, de verdad. Sin trampa ni cartón, ya que no pienso dejar que algo como tu vuelva a arrollarme y a dejarme sin voz. El amor es para vivirlo, no para sufrirlo y ahora me toca a mí decir adiós.