Roto por las mentiras

220

Mi corazón esta noche las lágrimas más amargas que jamás derramó,

la mujer a la que amaba, por completo de él se olvidó.

Sé que nunca podré volver a conocer un amor que te haga sentir así,

como el hombre más feliz sobre la faz de la tierra: alguien que jamás fuí.

No puedo olvidar el sabor de sus besos, el olor de su piel contra la mía,

Ella era absolutamente el foco de mi total alegría.

Una oportunidad que tan solo se vida una vez en la vida,

y que ahora que desaparece, me hace inundar de apatía.

Pero sé que he de aprender a perdonar,

que las puertas de mi corazón no he de cerrar,

por que tarde o temprano, una mujer como ella,

a mi lado va a querer regresar.