Siempre contigo

siempre-contigo

 

Y es que hoy y siempre contigo. Siempre quiero estar a tu lado, tanto en las buenas como en las malas. Porque quiero amarte, quiero saber que ya no existe esa palabra que se llama imposible. Porque quiero estar siempre contigo y nada más. Porque una vez leí una frase que me gustó y que te la mando directa a ti. Quizás desperté a kilómetros de ti, pero queriéndote a centímetros de mí.
Es la pura realidad, y es que sé que a veces ni un millón de palabras no te traerían de vuelta cuando digo cosas malas o salen palabras feas de mi boca. Lo sé, porque lo he intentado, pero al final siempre prevalece el amor y volvemos a estar juntos. También sé que he llorado un millón de lágrimas, y también sé que te puedo prometer que siempre estaré a tu lado. Si me abrazas el mundo se detiene, y cuando Dios me promete que la vida a tu lado será genial yo se que es verdad. Porque cuando estoy en la mierda, tú me das consuelo y cuando estoy arriba, tú me elevas aún más.
Porque quiero que estemos siempre juntos, en las buenas, en las malas y amarte como nunca nadie te ha amado antes o al menos como nunca antes nadie te ha hecho sentir. Porque eres como una canción para mis oídos, una poesía convertida en persona. Me gusta hacerte el amor, me gusta entregarte todo lo que queda de mi hasta quedarme cansada, desgastada, en la más pura de las ruinas.
No quiero molestarte más, pero quiero que sepas que te quiero, que me haces francamente feliz y que no me imagino a día de hoy una vida estando lejos de ti. No me parece justo meterte este tipo de presión pero es que cuando digo que eres una persona muy especial, estoy en lo cierto. Has despertado todo lo que llevaba en mi interior y me haces ver la vida de una forma alegre y con amor, como debería de ser. Gracias por todo amor mío, te quiero, siempre juntos tú y yo.